CÓMO MANTENER UNA VOZ SANA, EVITANDO IRRITACIONES Y AFONÍAS.

Lo primero que tiene que aprender un cantante es a NO PERDER SU VOZ.
Nunca puede ser molesto o doloroso cantar. Cuando trabajas con un profesor de canto, tienes que observar enseguida si su técnica funciona para ti, si no es un tiempo perdido.
Si el cantante tiene algún problema al cantar su repertorio, tiene que buscar urgente una solución concreta a esta dificultad en su voz. Si has logrado una técnica adecuada, tu voz siempre te responde, y tu voz aguanta durante toda la vida, y responde en situaciones difíciles como tener conciertos diarios,  en cambios de climas y épocas de giras.
SOLUCIONES
Normalmente el apoyo de la musculación abdominal, intercostal no es suficiente. La voz suena aireada, los  pliegues (cuerdas) vocales no trabajan suficiente y se compensa esto contrayendo los músculos en la laringe (garganta).Lo llamamos constricción, y esto hace que la voz se fuerce y con el  tiempo se dañan los pliegues vocales.
ANATOMIA:

La primera imagen muestran dónde están situadas las cuerdas o pliegues vocales (vocal cords)
 La segunda imagen muestra las cuerdas vocales en reposo y la siguiente imagen son las cuerdas fonando (cantando).
LARINGE ABIERTA
El sonido son vibraciones o pulsaciones. Los pliegues vocales (cuerdas o huellas) se alargan en el registro agudo y se relajan en los graves.
Los pliegues vocales pueden estirarse y relajarse según la altura del tono pero si fuerzas los músculos, constricción, ( cerrar la garganta) los músculos no se pueden estirar, y no llegamos a las notas agudas. Obsérvalo tragando, notarás cómo se contraen en estos músculos y si esfuerza la laringe.
El canto necesita fuerza pero no podemos forzar estos músculos contrayéndolos. Hay que sentir la laringe (garganta) abierta.
La técnica en principio es esta. Buen apoyo y laringe abierta.
CÓMO SENTIRLO.
Coge aire, abriendo  las costillas, cierra los músculos abdominales (capítulo anterior) y siente el lloro y notarás como la laringe hace una dilatación hacia fuera, lo mismo es te ríes sin voz., sentir sorpresa o el principio de un bostezo.
NO FORZAR LA MANDIBULA O LOS LABIOS.
Cuando cantamos tenemos hay que mantener el cuerpo recto y la cabeza estirada,  es como si te tiran del pelo hacia arriba. La mandíbula hay que mantenerla relajada, hacia dentro (como sentir la cara tonta). Esto es lo más difícil de lograr en el canto, casi siempre se contraen los músculos hasta y a veces se pueden ver las venas marcadas en el cuello del cantante.
Mantenemos también los labios relajados (que no se arruguen) en todos las vocales. En la música clásica los labios se dirigen hacia delante, en la música popular y el jazz los registros bajos y agudos, los labios sonríen.

Tono muy bajo—tono bajo—tono medio – tono agudo—tono muy agudo
EJERCICIOS DE CALENTAMIENTO
Imitar una sirena en todo tu registro, desde abajo hacia arriba y al revés,  es como una –ng- inglesa (singing). Inspira, mantén el aire con los músculos activados y siente el apoyo intercostal (explicado en el capítulo anterior). Haz lo mismo con las R-es. Mantener la mandíbula relajada siempre.

No Responses

Leave a Comment